Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

domingo, 13 de enero de 2013

Abzurdah Zenizientah ©


Abzurdah Zenizientah © -- Poema
Escrito por: Estanislao Newbery



Fuiste tu, Absurda Cenicienta,
la que ignoraba los modos y maneras,
por esto es que habías escapado
dejando en algún peldaño de la escalera
tu cristalino y justo calzado
para que el Príncipe se diera cuenta

que no eras una rosa princesa
con la que los azules príncipes se casan.
Eras tu la mujer verdadera,
de esas que se quedan, se plantan y no pasan,
pues te quedas donde y con quien quieras,
siendo libre y esclava, de pies a cabeza.

Te mostraste a sus ojos como podía verte,
pues tu bien sabes y entiendes
que los ojos de quien mira
siempre lo que ve, depende
de lo que en su entorno gira,
y que te amó, cuando al fin pudo leerte.

Fuiste tu, Absurda Cenicienta,
la que al rey enseñó que los ojos
vuelven ciego al hombre necio,
que lo distinto no es causal de enojo
y que al espíritu recio
la vida cruel, lo atormenta.  


Estanislao Newbery (Hermoso Regalo)

Son estos versos un regalo
que a mi corazón alegran
jamas pensé inspirar a alguien
para que me dedicara sus letras.

Como imaginar que fue un comentario
el que me llevo a conocerte,
me sorprendieron tus palabras
y sin dudarlo fui a responderte.

Tus comentarios me hicieron ver
la gran persona que eres
y aunque no te conozco suficiente
me gustaría saber mas acerca de ti.

¿Como empezaste a hacer versos?
¿Que te inspiro a poemas escribir?
Eres esa persona que se desea como amigo
y espero que pueda ser así.

Te digo aquí con mi sincero corazón
gracias por estos versos, hermoso regalo,
que cada vez que leo me llena de emoción
y lleva también una sonrisa a mis labios.


3 comentarios:

Orlando Francisco Menéndez dijo...

Es evidente que somos muchos los que te queremos. Un beso grande, María.

Estanislao Newbery dijo...

Me hacés sonrojar, de emoción, orgullo y vergüenza. Gracias por tus letras, ojalá sigamos compartiéndonos por siempre...

yoquemebusco dijo...

Ah que ternuras. Me gustaron mucho los dos poemas, vos siempre haciendo de las palabras más sencillas esos sentimientos tan profundos y sinceros.


¡salú!

Lucía