Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

sábado, 28 de junio de 2014

Fuiste tú


Te encontré sin querer en mi ventana
tan pequeña y delicada como una flor,
eras las esperanza que en mi anidaba
diciéndome que no hay que decir adiós.

No hay que abandonar lo que se ama,
toma un tiempo para curar tu corazón,
mas regresa luego con metas y con sueños
y sin abandonar tu mayor pasión.

Escuche tus palabras mas no las entendí
y solo pensaba que era una perdida de tiempo,
el amor y los versos ya no son para mi,
ya mi corazón no aguanta mas sufrimiento.

Mas hoy miro hacia atrás y pienso
no todo fue malo y tampoco doloroso,
cuando escribía versos era amor verdadero
ese que no puedo inventar sino lo siento.

Hoy escribo estas letras que son para mi
y para ti si decides el creerlas,
te regalo entre versos un poco de mi alma,
de esta que aun quiere soñar y escribir.

1 comentario:

Hanna Xesco dijo...

En tus versos regalas sentimientos.
Besos , me agrada leerte nuevamente.