Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

martes, 6 de marzo de 2012

Perdóname


Perdóname por llorar en silencio
por ocultar ante todos mi dolor,
fuera de este cuarto soy una actriz
en el momento que se alza el telón.

Finjo una sonrisa y un sentir
para que todos me vean feliz,
mas duele este corazón vacío
que añora un poco de amor.

Se que hay personas que me quieren
como tanto las quiero yo
pero necesito su presencia,
necesito sentir su calor.

Sentir su apoyo que me alienta,
un abrazo que el miedo se lleva,
un beso que borre todo el dolor,
un momento que de una razón
para poder volver a empezar.


4 comentarios:

Eden Gonzalez dijo...

Hermoso!!!

Orlando Francisco Menéndez dijo...

Querida María:
Paso a visitar tu lindo blog. Me gusta la manera en que plasmas sentimientos en poesía.
Cariños.

yoquemebusco dijo...

Un amigo, una persona especial que sea un bastón cuando estamos cansados, que sea un pañuelo cuando estamos tristes, que sea una trompeta cuando estamos felices y un empujón cuando necesitamos fuerzas ¡eso es algo invalorable!


¡salú!

Lucía

Vampire Michelle dijo...

Holaa!!! *.*
muy hermoso poema , amm yo me identifico con el y todas esas veces que he llorado en silencio y a escondidas un buen rato para luego solo secarme las lagrimas y salir a fingir que "no pasa nada " ..
saludos niña !!!
ya ando de vuelta por a ca. tenia abandonado mi blog pero ya lo retome :) ..