Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

domingo, 24 de febrero de 2013

Alrededor de mi


Huelo el silencio a mi alrededor
flores secas que caen al suelo
sueños muertos de un pasado
que deseaban un futuro mejor.

No es que haya perdido la esperanza
es que el miedo a veces me atrapa
y me vuelve esclava de la oscuridad
en la que yo misma me hundo.

brillantes estrellas hay en el cielo
como lágrimas hay en mi rostro
quizás es una forma de decir adiós
a lo que se fue sin llegar jamás.

Entonces tomo en mi mano un crayón
para llenar de colores mi cielo
que a veces se torna gris 
mientras deja caer gotas al suelo.

1 comentario:

shantal dijo...

Preciosos versos llenos de melancolia,todos aveces caemos en esa poza de la que creemos no poder salir,más siempre hay un rayito de luz que nos indica el camino si queremos mirar,un placer pasar por tu blog amiga,besines