Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

viernes, 26 de julio de 2013

Nosotros


Nosotros, hermosa palabra cuando se habla de amor
la que nos une beso a beso y cuerpo a cuerpo
y el tiempo cede su lugar a la pasión
haciendo de este un momento eterno.

Ya no importa el lugar y tampoco el momento,
el lugar es donde quiera que nos encontremos,
el momento los decides solamente tu
mientras sigo tus pasos en el silencio.

Nuestro amor no se calcula en números ni por cientos
es intenso como el fuego de la chimenea
que calienta nuestros cuerpos desnudos,
cada caricia es morir y renacer.

Nos deseamos con un amor tan común,
sin prisa de nada por que al tenernos
el mundo se vuelve pequeño
y se resume al tamaño de nuestros besos.

4 comentarios:

fernando dijo...

maria tu poesía es expotencialmente hermosa, limpia y sobre todo muy sentida. transmites toda la calidez de tu persona que deja absorto al lector permitiendo que disfrute y asimile en su totalidad desde el inicio a su fin. magistral, genial y fabuloso gracias por ser, estar y compartir un gran beso

Sandra Bar dijo...

'que bonito! Recibir ese beso que transforma el mundo en ese sitio donde solo están los dos, amándose y entregarse el corazón totalmente. Me ha encantado. Un abrazo.

Hanna Xesco dijo...

Deliciosos versos para transmitir un amor sublime. Besos

Idolidia Glez dijo...

Decearse es una gran base para una relación..Un beso.