Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

miércoles, 24 de julio de 2013

Nací para amar


Anoche tu nombre pronuncie nuevamente
mientras rompía la promesa que te hice ayer,
como le digo a este triste corazón
que ya no derrame por ti sus lagrimas.

Triste corazón necio que aun ansia tu llegada,
que se empeña en amarte a cada instante
sin saber que fuiste tu la persona equivocada,
dueño de un amor no correspondido.

Y le pregunto sin su respuesta comprender
por que siempre das todo lo mejor de ti
para luego sufrir por la traición
de quien decía amarte igual que tu.

Recordándole las veces que fuimos traicionados,
cicatrices que nos dejan marcas en la piel,
por que aun amas tan intensamente 
a pesar del dolor que hemos sufrido.

Y su respuesta fue solamente
por que para amar es que he nacido.

2 comentarios:

Sandra Bar dijo...

Me encantan tus poemas. Un abrazo, amiga!

Alicia Quintana dijo...

Wow!! Todos le hacemos la mism pregunta al corazón! pero nunca había escuchado su respuesta... :(
Hermoso poema.. me llego!