Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

domingo, 2 de febrero de 2014

Adiós


Con copa en mano y lágrimas en las mejillas
dije por ultima vez tu nombre,
para olvidar el por que de tu partida,
para olvidar por que lloro esta noche.

Siempre prometiste serias por siempre mía,
un amor que seria para toda la vida,
mas hoy con maleta en mano te vi alejarte
mientras mi corazón lentamente moría.

Que tan cortos son los sueños y la vida,
que tan poco dura un te amo para siempre,
hoy en la soledad de este bar observo
esta realidad que jamás quería.

Escribiendo versos y embriagada de llanto,
tus fotos las queme y huí de nuestro nido,
perdóname se que no te importan estas palabras
pero necesitaba extrañarte para buscar el olvido.

4 comentarios:

Orlando Francisco Menéndez dijo...

Sigues escribiendo muy bien. Manifestando tus sentimientos en poesía muy profunda.

Skyline Spirit dijo...

pretty nice blog, following :)

Vicentin martínez dijo...

me gusta mucho el poema, muy bien traido al terreno del alma.

si quieres leer alguno mio, espero que disfrutes tanto.

http://vicente832.blogspot.com.es/

WarrioR dijo...

Buenisimo, me gusto mucho la tercera estrofa, que tan cortos son los sueños y la vida, que tan poco dura un tea amo para siempre.

oYE pero porque ya no has subido más? también era el adios del blog?