Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

sábado, 25 de diciembre de 2010

Inolvidablemente


Inolvidablemente el tiempo pasa sin ti
un enemigo que no se detiene
y yo sin saber donde tu estas
si alguna vez piensas en mi.

Puedo pensar que me olvidaste
y también pensar que yo te olvide
para engañar a este corazón
que te piensa mas cada vez.

Una mentira tras otra cada vez
que no logran nada por que
se que seguirás en mis recuerdos
a pesar que encuentres otro querer.

Inolvidablemente como el agua en el río
que a pesar que no es la misma
la que conoció nuestro amor
aun lleva con ella tu aroma y tu calor.

Inolvidablemente amor mio
sigues igual que ayer en mi corazón.

6 comentarios:

I be happy ♥ dijo...

Gracias por pasar por el mío hermosa, y tus poemas son fantásticos n.n
Contá conmigo para todo linda n.n

Marcos Dreamer dijo...

qué bonito! =D

sanamia dijo...

Siempre tan hermosos tus poemas,muy felíz navida hermosha :)Y espero q te pases por mi blog y dejes tu regalito :)

DDmx dijo...

Precioso. Cuando termine el rayo que borra recuerdos le mandare un prototipo.

La Gata Coqueta dijo...

Suerte

Suerte; haberte encontrado navegando por el mundo oceánico de la blogosfera.
Suerte; haber conocido esta bitácora que hace realidad nuestro punto de encuentro cada semana, compartiendo palabras entrelazadas que forman poesías o experiencias varias...

Suerte; poder estar a tu lado en la recta final del año para despedirlo brindando con premura chin! chin!
Las copas en alto llenas de azucarillos de ilusión, semillas de fantasía, perlas de felicidad, almíbar de sueños y pétalos de esperanza.
Suerte; poder prestarnos las alas para continuar el vuelo el próximo año con las plumas bañadas por el haz del crepúsculo.

Suerte; haberte podio escribir estos párrafos que probablemente los puedas leer antes de la hora bruja, que va estar engalanada con las doce uvas, campanadas de fiesta, serpentinas y matasuegras...
Suerte; haber sentido la necesidad de visitarte para dejarte aromas de los lirios del valle con silabas de armonía y toques de aprecio, hasta el cercano día que volvamos a unir nuestras letras para disfrutar de su contenido...

María del Carmen
26/12/10

Alex Garcia dijo...

muy chido tu poema mue gusto