Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

sábado, 12 de octubre de 2013

Muñeca de porcelana


Rota, en una esquina olvidada
yace tu cuerpo sin esperanzas,
soñando con ella, esa niña
que jugar contigo disfrutaba.

Esas tardes de te que no acababan
taza tras taza juntas bebían,
mas el tiempo cruel traicionero
la volvió mujer olvidando los juegos.

Ahora solo le importa el trabajo
y la llamada de su amado,
mientras tu esperas en el suelo
volver a ser mas que un traste viejo.

Tirada en el suelo ya sin esperanzas
con tu vestido manchado y telarañas,
una sonrisa aun dibujada en tu rostro
esperando esa tierna mirada que nunca volvió.

7 comentarios:

Idolidia Glez dijo...

Amiga te he dedicado un premio en mi blog...porque me encanta como escribes...y un reconocimiento a tu blog...Un beso y abrazo

AXA dijo...

Que gran poema, me ha legado a emocionar y todo. Desde luego, haces un trabajo muy bueno.

Saludos

TRAFFIC CLUB

Oz dijo...

Hola María, muy lindo poema y la foto retrata perfectamente el mismo. Felicitaciones y un gran saludo, Oz.

Traffic Club.

Jose Maria Mera dijo...

jkjkjkskj pruebaka

WarrioR dijo...

Pobrecita muñeca, tirada como viejo trasto. :(, conmovedor poema.

Yo comente en 2 entradas y me quede por lo menos 45 en cada una como dice Siniestro Mera... te lo comento porque el me lo pidio para que recuerdes hacer igual con tus amigos blogger de traffi club, cuando devuelvas las visitas ok.

Traffic club, saludos.... mi post sobre vampiros te espera, a lo mejor alguno de mi lista te agrada.

Mª Teresa Martín González dijo...

¡¡¡Que preciosidad!!! Esas muñecas que olvidamos en un rincón. Como olvidamos tantas y tantas cosas cuando nos hacemos "adultos". Un abrazo.

Josetxu Idem dijo...

Vaya... un poco triste, pero bueno, sin duda. Saludos de Taffic Club y El Talco Negro.