Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

lunes, 5 de agosto de 2013

No hay por que llorar


No ya no queda nada mas había tanto,
tanto amor que nos negamos,
tantos besos que no nos dimos
y tantos versos que nunca escribimos.

No hay sentido en buscar en el olvido
esa razón por la que ya no estas,
el amor se marcho sin previo aviso
dejándonos solo la soledad.

Esa costumbre de estar contigo
que necesito cada día mas,
ya no te amo pero dime que hago
si aun así no puedo vivir sin ti.

Sin querer me acostumbre a verte
cada mañana al despertar,
a pelear para luego reconciliarnos,
a tu risa que me llenaba de felicidad.

Mas en camino de este dulce caminar
llevo las palabras que ese día
me diste justo antes de embarcar,
sonríe princesa mía, no hay por que llorar.

3 comentarios:

Idolidia Glez dijo...

Wow ! Wow ! Wow ! Amiga que bello este poema.! y que bueno que vi esta actualizacion por que estoy perdida no veo las de mucha gente...
Lo lei cual si fuera mio...que hermoso amor...Te mando un calido abrazo.

Michelle Gonçalves dijo...

Q bonito!!!!

Michelle Gonçalves dijo...

Q bonito!!!!