Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

domingo, 25 de agosto de 2013

Destino


Sabes, nunca busque nada que no pudiera darte
y quizás fue mi error esperar de ti lo mismo,
mas no me arrepiento de lo vivido
por que en ese tiempo fui muy feliz.

En ese tiempo mas el ahora ya no importa
tu sigues tu camino y yo intento el mío
buscando sendas desconocidas,
esos lugares donde contigo nunca he ido.

Necesito nuevas historias para soñar,
no por que quiera borrar las pasadas
sino para que no duela nunca mas
el vacío de este amor que se ha ido.

Aun con mis alas rotas camino a paso lento,
nunca quise irme mas se que debo hacerlo
es eso a lo que todos llaman destino,
y ya no puedo seguir huyendo del mío.

1 comentario:

Unknown dijo...

No podemos escapar de lo que nos espera, pero podemos aprender del pasado y lo mas importante: disfrutar del presente! porque aunque tengamos razones para estar tristes, si miramos bien a nuestro alrededor seguro que encontramos muchas cosas por las cuales podemos sonreir.
Un abrazo.