Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

sábado, 12 de marzo de 2011

El brillo de la esperanza


Los silencios son el alma
de un verso que no se puede escribir

El corazón de un poeta
que aunque dolido no para de latir.

El viento que sopla sin sentido
aun sin saber a que lugar se dirige.

Un sueño que aun perdido
conserva la ilusión de hacerse realidad.

La esperanza de un futuro mejor
cuando el presente ya no vale la pena.

Es la estrella que brilla en lo alto
para iluminar una noche cualquiera.

Somos tu y yo, y somos todos,
somos el ave que aun quiere volar.

1 comentario:

Marcos Dreamer dijo...

Qué bonito! ^^
Por cierto gracias por devolverme la visita al blog jaja oye hazte seguidora porque yo del tuyo ya lo soy desde hace bastante jaja