Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

miércoles, 20 de junio de 2012

Ancle mi barca


Busque entre mares de sueños 
un camino, un destino que seguir
un lugar donde mi alma fuera libre,
donde correr el libertad.

Mas en tu pequeño riachuelo
he podido yo encontrar
entre la locura y la pasión
una razón para amarte mas y mas.

Un sueño para cada noche
uno del que no quiero despertar
nadando entre tus aguas descubrí
que nunca mas volveré a naufragar.

3 comentarios:

yoquemebusco dijo...

Ay, este me encantó. Me encantó.

¡salú!

Lucía

Mª Teresa Martín González dijo...

Precioso. El amor es la mejor barca. Da igual naufragar o estar a la deriva, mientras tengamos nuestra barca, sentiremos que estamos en tierra firme.

Saludos.

fus dijo...

Cuando el amor llega, nos hace cambiar, el rumbo hacia esos rios de complicidad.
un abrazo

fus