Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

lunes, 20 de mayo de 2013

Quisiera creer que es así


Cierro mis ojos y me dejo llevar
por los sonidos del exterior
mas busco tu voz y no la encuentro,
donde estarás esta noche sin luna.

En que cama dormirás,
a quien tus besos le darás,
no puedo dejar de pensarlo
aunque ya conmigo no estarás.

Siento rabia contra ese ser
que te arrebato de mi lado,
robándome tus suspiros
y esos te amo que fueron míos.

Hoy se los darás a otro
que quizás no te ame como yo,
quisiera creerlo así 
conservar un poco de esperanza.

Y quizás así algún día
puedas darte cuenta lo que perdiste,
al no quedarte aquí a mi lado
buscando en otros brazos
ese amor que yo un día te di.

4 comentarios:

shantal dijo...

Bellos y nostalgicos versos Maria,cuando uno ama es dificil entender porque nos deja la otra persona pero el amor se acaba.Gracias por compartir tanta belleza,besines Maria

Francisco del Río dijo...

Hola Maria, hermosos versos para hablar del amor que se fue, pero dejó su huella. Es difícil olvidarla mas no hay otra opción.
Un abrazo.

Francisco J. Ortega dijo...

Versos llenos de nostalgia. Y la rabia amarga de no tener a la persona que amamos... Un abrazo María!

DMClarisa Tomás dijo...

Versos muy bellos... imágenes del amor perdido. Estuve paseando por tu blog, y me encantó. Escribes lindo. Un abrazo.