Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

viernes, 31 de mayo de 2013

Tu y yo


Tu gobiernas las palabras para lograr lo que quieres
yo no, yo las convierto en versos para decir lo que siento
gritando en el silencio de una noche vacía,
mi corazón plasma en letras lo que no puede decir.

Dibujando versos en el aire para un amor perdido,
para ese sueño que murió sin siquiera haber nacido,
esa esperanza que guardo debajo de mi almohada
o a esa rosa marchita que esta dentro de mi libro.

No hace falta decir la razón de esta tristeza
ya tantas veces he tratado de describirlo
mas las lágrimas mojan el papel ya escrito,
lágrimas negras que corren hasta el mar.

En el silencio de una noche cualquiera 
junto a las estrellas que lloran mi dolor,
ellas que comprenden a este solitario corazón
mendigo de sueños, con ausencia de amor.

4 comentarios:

Francisco del Río dijo...

Hola María, se que soy repetitivo,pero me han encantado estos versos. Es un placer leerte.
Un abrazo.

Francisco J. Ortega dijo...

Qué bonitos versos! , que cómo dicen dejan hablar lo que siente tu corazón, lo que tu alma calla... Saludos María!

Maria Leiracha dijo...

Te sigo! He abierto un blog
Me ha gustado mucho tu entrada :)

Idolidia Glez dijo...

Mi amiga de verdad que estos versos llegan al alma...Que manera de dibujar el sentimiento.! Muy requetebello lo encontré..!! Abrazo grande.