Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

miércoles, 22 de mayo de 2013

En el camino


Tu ibas camino a un nuevo amor,
yo partía de una despedida
cuando tu mirada se cruzo en la mía
y mi corazón con el tuyo se encontró.

Fue un instante nada mas
en el que nos miramos fijamente,
no se cuanto tiempo duro
mas sentía que el tiempo se detenía.

En ese instante tus hermosos ojos
al suelo miraron por vergüenza,
mas te regale una sonrisa
y en tus labios una se dibujo.

No puedo negar que sentí nervios
pero quería hacerle caso al corazón,
y tu mano tome con la mía
invitándote a caminar.

Contigo olvide toda mi tristeza,
mientras a mi cuerpo te abrazabas
jamás pensé sentirme tan enamorada
y hoy contigo quiero estar toda mi vida.

1 comentario:

Valter Bitencourt Júnior dijo...

A beleza extrema das palavras que exala no ar em poesia!