Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

viernes, 10 de mayo de 2013

Te di todo y aun así te vas


Por ti fui todo lo que me pedías
fui miel cuando me pediste dulzura,
fui fuego cuando me pediste calor,
mas fui frágil princesa ante tu amor;.

Fui todo lo que me pidió tu corazón
pero fui mucho mas de lo que podías pedir,
fui la flor que adorno tu primavera
y también la luna que tu noche adorno.

Fui el beso en tus labios llenos de pasión,
fui la mujer que te entrego su vida entera
sin pedirte nada mas que tu amor,
ahora que mas pides que te pueda yo dar.

Si jamás te será suficiente,
con amor te he entregado todo de mi,
mis sueños, mi piel y noches de locura,
no existirá otra que te de todo lo que te di.

Mas hoy no valoras este amor 
y decides ir a otro puerto a buscar algo mejor,
espero nunca te arrepientas cariño mío,
por que si decides volver ya yo no estaré aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen poema, lleno de sentimiento...

shantal dijo...

Precioso y lleno de una gran carga emocionar Maria,me gusto pasar por tus letras amiga,besines

Idolidia Glez dijo...

Wow..! Precioso, sin embargo tiene un gran final..ser fuerte, porque el volver es en vano. el amor es cosa de dos y se demuestra. Muy bello lo que has escrito.Un fuerte abrazo.