Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

viernes, 26 de abril de 2013

Te fuiste


Ya no, ya no vale la pena soñar con esta historia acabada,
que murió en una primavera parecida a la que empezaba,
hoy una rosa marchita adorna tu esquina de la cama
y mis manos vacías están mojadas de mis lágrimas.

Mas no quiero que me veas llorar la tristeza de mi alma,
que a pesar de tu engaño sigue pensando en por que
es que aun te ama de esta manera como lo hacia ayer,
aunque no merezcas ya estos versos que te escribo.

Aquí estoy de nuevo como siempre escribiendo
un nuevo poema para ti, pero esta vez no te entregare,
por que decidiste que no era suficiente el amor que te daba
y te fuiste sin despedida dejándome de nuevo en la nada.

4 comentarios:

DMClarisa Tomás dijo...

Lindo poema que habla del desamor, de ese amor que se aleja... Lindo día para ti.

Arely huber dijo...

Ya a comienzo a leerte, un saludo poeta, gracias por pasar a mi Blog es un gusto compartir sentimientos, un abrazo.

La Gata Coqueta dijo...




A veces puedo estar distante
pero nunca ausente,
puedo no escribirte,
pero jamás olvidarte...
y cuando me necesites, puedo
no estar cerca, pero jamás abandonarte...
porque estas en mi corazón!!

Hoy me encuentro celebrando,
el 5º aniversario del nacimiento
del blog de La gata coqueta
y sin pararme a pensar
en mi torpe atrevimiento...
...al pasar sin avisar,
para entregarte la invitación a la celebración,
que de mano me harías sentir muy feliz brindando a mi lado.

¡¡Gracias por asistir a la que desde siempre ha sido tu casa!!

Un abrazo desde el ❤ y con el ❤
Feliz domingo!!

Atte.
María Del Carmen




Isaías Medina López dijo...

Nadie que regale soledad queda impune. Celebramos la hondura íntima de este poema. Nuestros saludos