Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

jueves, 20 de junio de 2013

Usted


Digo usted por que ya usted es de otro
que la ama con ese amor que yo le di ayer,
ese que se roba sus suspiros
cuando el sol sale al amanecer.

Y mi corazón aun lleno de la angustia
de verte sonreír ahora con el,
esa sonrisa que era tan mía
a la que risas le robaba y felicidad.

Hoy me miro en el espejo y pienso,
como nos ha cambiado el tiempo,
donde tu alegría ya no es mi alegría
mientras solo te escribo mis versos.

Pido el olvido mas no puedo
olvidar tantos sueños que creamos,
que siguen guardados en mi gaveta
esperando por ese momento.

En que tu regreses a mis brazos
y sacarlos de su escondite,
para seguir tu y yo siendo
esa fantasía que aun espero.

2 comentarios:

Francisco J. Ortega dijo...

Es ese tiempo el que nos ayuda a que poco a poco pase el dolor, llega un momento que el tiempo te hace ver las cosas de otra manera....
Me gustó tu poema María. El empezar llamándolo de usted, en ese tono, es genial
Un abrazo!

Guillermo Ortega Sánchez dijo...

Enhorabuena, te hemos concedido el premio “LIEBSTER AWARD”, esta vez vamos a jugar al escondite, pero en la joyería de nuestro amigo Antonio Mota. Empezamos, te dejo el enlace, para que comiences a jugar. Mucha suerte y que gane el mejor. Besitos babosos.

http://anticrisis2013.blogspot.com.es/2013/06/premios-en-la-joyeria.html