Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados.

Hanshan

martes, 28 de enero de 2014

No importa el camino


Tengo tanto y al mismo tiempo tengo tan poco,
tan poco tiempo para amar, para soñar, para crear,
que la vida se me hace corta como respirar
y soltar esa bocanada de aire que nos sobra.

Ya no quiero promesas imposibles de realizar,
quiero tu alegría y ser parte de tu vida,
no, ya no pido el cielo ni las estrellas
solo quiero a tu lado poder sentirme querida.

Por que el tiempo se acaba y todo arrebata
y no quiero perderte sin haberte tenido,
amor de mis noches de desvelo y de locura,
que la palabra amor se queda corta frente a ti.

Quiero clavarme en tu mirada y perderme,
correr tras de ti sin pensar en nada mas
como una niña que juega a las escondidas,
y sentir que eres tu la razón de mi sonrisa.

Que nuestro camino de hoy en adelante
una por siempre tu mano a la mía,
y caminar mientras el sol se esconde
sin importar el camino solo tu compañía.

3 comentarios:

Francisco J. Ortega dijo...

Me gustó tu poema María y me alegra, se respira esperanza.
Un abrazo

Francisco J. Ortega dijo...

Me gustó tu poema María y me alegra, se respira esperanza.
Un abrazo

Hanna Xesco dijo...

La vida al lado del ser amado,, será maravilllosa .
Besos